30 abr. 2012

El Sindrome Concorde

El «síndrome Concorde» describe el fenómeno siguiente: llega un punto en que la tecnología se revuelve contra nosotros y complica los problemas –a menudo ficticios- que pretende resolver. Además muestra que una valoración precisa y desinteresada del coste/beneficio debería ser prioritaria antes de dar luz verde a las innovaciones tecnológicas, incluyendo, por supuesto, las sanitarias. Finalmente, el síndrome Concorde describe el hecho de que las innovaciones pueden tener efectos especialmente perjudiciales para aquellas personas que tienen alto poder adquisitivo o aquellas particularmente sensibles al discurso tecnopolitano. Las ventajas de la I+D de cara a la promoción social, académica y económica –en comparación con la asistencia y la docencia- hacen que los médicos en formación se miren al espejo tecnostar y traten de construir su carrera sobre bases que poco tienen que ver con las necesidades reales de la población.

El progreso, hoy, pasa por la precaución frente a los supuestos avances tecnológicos que encarecen enormemente la cirugía y que a menudo van ligados a personalismos y a los intereses económicos de la medicina privada y de la industria sanitaria. El progreso pasa por combatir los estilos de vida poco saludables que representan ya una amenaza más seria para la esperanza de vida que el propio cáncer. Tecnología o tecnolatría: ¿a dónde van los cirujanos?

Antonio Sitges-Serra; Cir Esp. 2012;90:156-61. - vol.90 núm 03 

Vía Somos Medicina

27 abr. 2012

Fiebre Amarilla - Que es?, Como se transmite?

La Fiebre Amarilla es nada mas ni nada menos una enfermedad producida por un virus perteneciente a la familia flaviridae (Enfermedad viral), transmitida a los hombres y mujeres mediante mosquitos que estan infectados
  • Sintomatologia: Puede dar sintomas parecidos a los de una gripe, como pueden ser dolores musculares, fiebre, puede dar tambien ictericia (Coloracion amarilla de piel y mucosas), o tambien los sintomas de la fiebre hemorragicas
  • Se transmite mediante los mosquitos, no hay contagio entre humanos, sin pasar antes por el mosquuito. Los mosquitos son conocidos en esta zona ya que son los que transmiten el dengue, como el Aedes Aegypti, tambien otras especies como Aedes Haemagogus, y Sabethes tambien son vectores.
  • Riesgo : Estan en riesgo aquellos que viven en lugares donde habitan los mosquitos que transmiten la enfermedad, es una enfermedad endemica en Africa, y el sudamerica sobre todo en paises como Brasil y Venezuela.
  • Tratamiento: No hay tratamiento especifico, salvo medidas sintomaticas, basicamente se tratan los sintomas para mantener vivo al paciente, sobre todo la hidratacion permanente, tambien hay que estar atento a que no haya una falla renal que pueda llevar a que el paciente deba dializarse.

 
Profilaxis: una dosis de 0.5 ml intramuscular o subcutánea. Es efectiva desde los 10 dias que se aplica hasta los 10 años posteriores, de todos modos se recomiendan el uso de repelentes, y medidas fisicas (Como tejidos mosquiteros) para evitar las picaduras.

26 abr. 2012

La seguridad de los equipos mèdicos.

La seguridad con los dispositivos médicos, incluyendo los dispositivos implantables, es un problema actual y algo a lo que la comunidad de fabricantes debe prestar más atención a medida que las señales inalámbricas proliferan. Diría que la mayor preocupación para las industrias de seguridad y dispositivos médicos es la interferencia que afecta a la transmisión de la señal desde un marcapasos al lector o vice versa.

Hay un número creciente de dispositivos inalámbricos implantados y un número creciente de fuentes de interferencia definitivamente es algo de lo que la industria es consciente y en lo que está trabajando. 


Jim Kelle
Vía: Somos Medicina

22 abr. 2012

Gestión: Tiempo de espera en emergencia y efectos adversos a corto plazo

La idea es compartirles un artículo por demás interesante, que se llama: Association between waiting times and short term mortality and hospital admission after depearture from emergency departament: population based cohort study from Ontario, Canada. de Guttman A., Shull M., y otros tantos.




El objetivo del estudio era determinar si los pacientes que no son ingresados despuès de ir a una puerta de emergencia (Durante turnos de largos tiempos de espera) estaban en mayor riesgo de tener efectos adversos. Es un estudio de cohorte bastante pelotudo, unos 14.000.000 de pacientes, de las puertas con mayores cantidades de consultas, utilizando las bases de datos administrativas del hospital y los datos de mortalidad y demàs.

La cosa es que vieron que de los 14 millones que consultaron (entre 2003 y 2007) 620.000 se fueron sin ser vistos por un mèdico, esos no tuvieron mayor riesgo de tener efectos adversos (ni fueron internados durante los siguientes 7 dìas, ni se murieron). Los que si vieron un médico y tuvieron que esperar 6 o más horas y fueron dados de alta, tuvieron un OR para muerte de 1,79, de 1,95 de ingreso con algun cuadro grave y de 1,66 para ingreso dentro de los 7 dìas posteriores con un cuadro no tan grave.

Varios estudios vinculan largos tiempos de espera en la emergencia con efectos adversos, teniendo implicancias tanto en las decisiones del paciente como del staff que está en la puerta.

Multiples estudios, que despuès en algún momento si nos dan las bolas compartiremos con ustedes vinculan las emergencias sobrepobladas a efectos adversos.

19 abr. 2012

Enemigos mortales

"Los enemigos mortales del hombre no son sus congéneres de otro continente o raza, sino que son los aspectos del mundo físico que limitan o desafían su control, los gérmenes de enfermedades que le atacan a él y a sus plantas y animales domesticados, y los insectos que diseminan muchos de esos gérmenes, y le producen un daño directo notable. Esta no es la edad del hombre, por grande que sea su superioridad en tamaño e inteligencia, literalmente, esta es la edad de los insectos."

Warder Clyde Alle

17 abr. 2012

Ejercicio Físico

Les dejamos este post del Dr. José Gutierrez que habla de la necesidad de realizar ejercicio físico a toda edad, el mismo hace reseña a un editorial de la Revista de la Sociedad Española de Cardiologìa


En este artículo se resalta la importancia de la promoción de la actividad física como pieza fundamental de la prevención y la promoción de la salud. Asimismo, se refleja cómo la práctica regular de ejercicio físico se asocia con un menor riesgo de presentar enfermedad vascular cerebral (ictus) y cardiopatía isquémica (angina o infarto).

Si bien todos estamos de acuerdo, aún hay cierta controversia sobre cuánta actividad física debe realizarse, de qué tipo y con qué frecuencia. A este respecto, los estudios realizados hasta el momento parecen indicar que debe practicarse ejercicio físico al menos 3 días a la semana (mejor 6 o 7), con una intensidad de moderada a fuerte en sujetos entrenados (correr) y leve en personas no habituadas (andar).

También se resalta en este artículo que se ha demostrado que la práctica de actividad física en edades tempranas de la vida se asocia con la práctica de actividad física en la edad adulta. Por tanto, es importante promocionar la actividad física en los jóvenes para que cuando lleguen a adultos continúen siendo activos.

En este sentido me atrevo a establecer una doble responsabilidad en la promoción de la práctica deportiva entre los jóvenes:
1)      Por una parte estaría la de los organismos públicos (Gobiernos y Ayuntamientos) que deberían facilitar a los niños y adolescentes el acceso a lugares donde puedan realizar una actividad deportiva regular y, para ello, promocionar (con precios simbólicos o de forma gratuita) la utilización de dichas instalaciones por parte de las asociaciones o clubs de niños y adolescentes.
2)      Por otra parte estaría la responsabilidad de los padres, ya que no existe ninguna duda de la importancia de su ejemplo y estímulo en la motivación de la práctica deportiva entre los jóvenes.
En definitiva una sociedad que practica deporte es una sociedad sana. Por ello, incrementar la práctica de actividad física desde la infancia hasta la vejez mejorará la salud de nuestra población.


12 abr. 2012

Cambiando de ambiente

Sabemos cuáles son los comportamientos sociales que es necesario cambiar, pero sabemos muy poco sobre cómo cambiarlos, incluso cuando constituyen una seria amenaza para la sociedad entera.

Cambiar el ambiente requiere estrategias de marketing social y también medidas legislativas e incentivos económicos para las empresas involucradas en actividades que tienen que ver con los determinantes de la salud. En el núcleo de la promoción de la salud está la necesidad de hacer fáciles las elecciones sanas. La desigualdad socioeconómica y, sobre todo la desigualdad educativa y cultural, el modelo de familia, los valores que transmite el sistema educativo, los mensajes mediáticos, los líderes sociales, las modas: todo eso contribuye a implantar los estilos de vida. Hay que buscar modelos de acción verdaderamente humanos, que no reduzcan la Salud Pública a mera técnica veterinaria.

— Miguel A. Martínez González, María Seguí Gómez, Silvia Carlos Chillerón (2011). Compendio de Salud Pública en 1. La salud y sus determinantes (11) Pamplona

Via: Somos Medicina

9 abr. 2012

El fin de los tiempos liberales

"El progreso de la medicina nos depara el fin de aquella época liberal en la que el hombre aún podía morirse de lo que quería."

Stanislaw Jerzy Lec

7 abr. 2012

Estas pastillas salvan vidas, pero la vida que salve seguramente no sea la suya.

 Hace un tiempo ya descubrì un maravilloso blog llamado Gerente de Mediado, les comparto una de sus entradas que habla sobre los chequeos para detecciòn temprana, desde la atorva a las citologìas.



These tablets save lives, but the life that save will probably not be yours
Margaret McCartney


Renueva tu bonobús, pide cita al peluquero, vete a hacerte la citología, saca entradas para el cine, reúnete con tus amigos…No es una lista de cosas para hacer este fin de semana sino la cubierta del folleto informativo sobre “Cribado del cáncer de cervix” del NHS escocés.
Así comenzaba hace una semana la columna que la prestigiosa médico general británica, Margaret McCartney publicaba en The Independent , con el  provocador título de “Por qué no me hago citologías”. Tampoco sabe, ni le importa, el nivel de su colesterol en sangre, ni piensa acudir a hacerse mamografías cuando cumpla los 50. Entre las razones que sustentan una postura tan políticamente incorrecta se encuentra precisamente la información tendenciosa de los folletos del NHS: un ocultamiento evidente de las alternativas existentes ante los programas de cribado por parte de las autoridades sanitarias. Según el estudio de Bristol del 2003 deben someterse (nunca mejor dicho)  a cribado 1000 mujeres de 35 años para prevenir una muerte, pero otras 80 mujeres, sanas, deberán realizarse pruebas complementarias, de las cuales 50 iniciarán algún tipo de tratamiento. Y 4 de cada 5 etiquetadas con alteraciones de alto grado no desarrollaron ningún tipo de cáncer invasivo. Al igual que en la determinación de PSA para el cribado del cáncer de próstata los hipotéticos beneficios deberían ser analizados en función de los riesgos: y si en este caso no son menores (impotencia e incontinencia), en la realización de la citología tampoco lo son ( a la angustia relacionada con la detección de algo anormal hay que añadir el aumento del riesgo de parto prematuro en posteriores embarazos en el caso de sufrir una biopsia).

Ahora que andamos buscando de donde ahorrar en nuestro maltrecho sistema, y que el Pais publica cada semana su cuento de la lechera de cuanto ahorraríamos si cobráramos un euro por cualquier cosa, no estaría de más replantear el despilfarro en recursos que genera la siempre sagrada prevención, algo especialmente significativo  en el caso de la prevención primaria de cardiopatías isquémica. Como señala McCartney, la gente debería saber que los hipotéticos beneficios de tomar estatinas para prevenir un ataque cardiaco (1 entre 60) no están exentos de riesgos (1 entre 167 probabilidades de desarrollar una diabetes por utilizarlos). H. Gilbert Welch en su magnífico Overdiagnosed, describe muy bien el espectro de posibilidades al tratar a 100 pacientes asintomáticos con hipolipemiantes  de por vida: 8 serían “ganadores” ( el tratamiento prevendría un evento cardiaco mayor), 14 serían “ tratados para nada” ( a pesar de los hipolipemiantes tendrían en evento cardiaco) y 78 serían "perdedores"( sobrediagnosticados, nunca tendrían en evento cardiaco).

La cuestión principal es que es un excelente negocio. Decisiones irracionales y demagógicas como la que asumió allí el partido laborista en 2010 de hacer chequeos a todos los mayores de 40 años ha permitido que uno de cada tres adultos mayores de 45 años en el Reino Unido tome estatinas. Más de 7 millones de personas. Pero este asunto está absolutamente ausente en el debate español sobre la sostenibilidad del sistema (posiblemente porque aquí ni siquiera tenemos cifras de lo que han generado los chequeos que en su día se establecieron).
Este negocio, el de la prevención, posiblemente será uno de los más florecientes en los próximos años. También McCartney , alerta en el BMJ de la falta de regulación existente en Gran Bretaña respecto al mismo ( What companies don’t tell you about the screening). Desde hace tiempo ya existen allí unas cuantas compañías (LifeLine,Prescan, European Scanning Centre) haciendo agresiva publicidad de sus servicios de prevención ( “no importa lo sano que te sientas, el screening puede salvarte la vida"). Mientras Lifeline Screening envía cartas personalizadas a ciudadanos informando de la instalación de una unidad móvil en iglesias y centros de ocio de su localidad donde por el módico precio de 240 euros podrá realizarse un eco doppler de las carótidas, otras ofrecen tomografía computarizada torácica o RMN del cerebro. Sin información alguna de los efectos adversos de dichas pruebas ni del sobrediagnóstico que pueden generar.

Para McCartney mucho gente soporta los efectos adversos de las pruebas de cribado porque creen que son indispensables para salvarse de aquello que temen. Si hubiera más gente que conociera los contras,posiblemente habría menos cribados y bastante más enfado. Porque la idea de que los que no siguen los programas de cribado son ignorantes y desaprensivos está cada vez más lejos de la realidad. Para McCartney la incapacidad de la medicina en explicar adecuadamente los pros y contras de cualquier intervención preventiva, de considerar que la prevención es esencialmente es una decisión personal del paciente en función de lo anterior, es sencillamente escandalosa. Como lo es el ignorar el despilfarro en recursos escasos que a menudo conlleva

1 abr. 2012

Médicos - Suicidas Altruistas (Carta de un abogado)


Los títeres del arte de curar, marionetas de obras sociales, hospitales y sistemas prepagos de atención médica trabajan donde y como pueden.
Su responsabilidad social hace funcionar las instituciones y su irresponsabilidad personal los lleva a exponerse inútilmente.

El día en que ellos, verdaderos médicos por vocación, dejen de pensar tanto en el paciente, en su capacitación profesional a cualquier costo, en las instituciones para las que trabajan, y tomen conciencia de lo mucho que arriesgan en cada acto médico, ese día la atención del país se paralizara.

Porque solo un demente (alguien que ha perdido la facultad de discernir entre la bondad y la estupidez) puede aceptar la responsabilidad de barajar una vida humana cuando un sistema perverso y carente en todo sentido no le brinda la seguridad y tranquilidad necesarias para trabajar como corresponde.
Porque el médico que asume la responsabilidad en un acto quirúrgico, que se somete al estrés de desplegar su arte sobre un paciente dormido, que asume la lucha contra la enfermedad ajena, que desafía a la muerte sabiendo que no siempre triunfara y que acepta hacerlo por la vergonzosa remuneración que el sistema le asigna, ese médico no es bueno, es ESTÚPIDO, es alguien que consume toda su inteligencia en el cadalso de su ofrenda personal hacia un prójimo que no le reconoce el esfuerzo.

Agotada su paciencia, ya no puede ver que un error, aunque involuntario, le puede costar su patrimonio, su bienestar, su salud.

Este suicida altruista figura en todas las cartillas de los sistemas prepagos de atención médica.
Trabaja en los hospitales nacionales, provinciales o municipales, superado por un aluvión de pacientes que envejece haciendo colas y recibe atención francamente deficitaria.
Deambula por clínicas y sanatorios juntando monedas para poder subsistir.
Este médico, suicida por vocación, inteligente para el prójimo y descerebrado para si mismo, bueno y estúpido a la vez, responsable ante la sociedad e irresponsable ante su familia, es la carne del cañón, el centro del blanco de la industria de la "mala praxis".
Todo abogado sabe que en este sistema perverso, tan carente de recursos, tan manoseado por inescrupulosos enriquecidos a costa de la salud, el médico es el "hilo fino" mas fácil de cortar, el candidato ideal para exprimir, el ingenuo mas liviano de sacudir para rescatar las monedas que llevan en lo bolsillos.

Lo que pocos se han puesto a pensar, es que, en definitiva este ensañamiento médico, que no discrimina entre idóneos e incapaces, entre buenos y malos, decentes y envilecidos comerciantes, es fundamentalmente perjudicial para el paciente.
La comunidad toda empieza a sufrir las consecuencias cuando el médico capacitado, con experiencia, con reconocido prestigio entre sus colegas, empieza a "esquivar" la patología difícil, esa donde arriesga mucho y gana poco.

El médico que cuida sus espaldas, discrimina por necesidad.
La comunidad toda sufre esta realidad, al verse privada de la idoneidad y la experiencia de sus mejores médicos.
Porque los mejores, también los mas inteligentes, rápidamente ven la necesidad de dar un paso al costado para no exponerse.

Si bien es cierto que algunos médicos no están acostumbrados a responsabilizarse por sus acciones, también es cierto que la inmensa mayoría, no tendría que trabajar en las actuales circunstancias.
Arriesgan mucho sin ganar nada.
Porque si un cirujano tiene que afrontar un juicio por mala praxis, la demanda supera en miles de veces la remuneración de su trabajo.
Una intervención de $1200 puede convertirse en un juicio de $120.000.
Así las cosas, los sistemas prepagos de atención médica, circular mediante, solicitan a sus médicos fotocopia de la póliza de seguro suscrita.
Ellos, al mejor estilo de Poncio Pilato, pretenden que el médico, con centavos que le asignan por su trabajo, contrate un seguro de "mala praxis".
De esta manera, los líderes de la medicina prepaga se cubren de los errores del servicio que dicen brindar.

Logran su cometido sin sacrificar un solo centavo de sus arcas.
Con los aranceles vigentes, ningún médico puede asegurarse contra "mala praxis".
Con temor a la "mala praxis", ninguno puede trabajar como deberia.
El auge de este tipo de juicios no es culpa de los abogados.
Ellos, que son muchos y deben subsistir, han visto las falencias del sistema que colocan al médico en la primera línea de fuego.
Como frágil fusible de una maquina sanitaria en constante corto circuito, el médico salta y se quema.

Gane o pierda, con o sin justicia, con razón o sin ella, el médico debe pagar.
La sociedad parece ensañada con los encargados de velar por la salud.
Vocación de SUICIDAS para seguir con esta profesión que tiene el índice mas alto de divorcios, alcoholismos, muertes prematuras y el menor en remuneraciones comparados con otras clásicas.
¡Suicida altruista! El profesional en una institución desmantelada y desgastada,
¡se desgasta!