31 jul. 2012

7 principios para ser un Gran Paciente


Por lo general si bien se habla de los derechos del paciente, a veces nos olvidamos de las obligaciones que tenemos cuando nos toca ser uno de ellos.




Así como hay puntos y principios para ser un gran médico, u otro profesional de la salud, también los hay para pacientes tal cual lo nombra el blog Humanismo Medico Vs Burocracia, les dejamos parte de la entrada que allí se encuentra, y como siempre se invita a verter las opiniones, que seguro habrá luego de repasar estos principios propuestos y por demás discutibles:

Y como siempre, lo haremos de la mano de los grandes maestros humanistas de la Medicina universal como G. Marañón.
Antes de nada, debemos admitir que no resulta fácil, hoy en día en España, ser pacientes y comportarse como tales puesto que la enfermedad social de la sanidad también les afecta, y en mayor grado, a ellos.
Pero tener presentes estos principios, tal vez ya sea una forma de combatir lo que parece una plaga social.

Los principios confluyentes podrían ser estos:

1- Confianza en el médico.
A este respecto G. Marañón nos iluminaba con estas palabras:

" Obedecer es siempre empezar a curarse". Un medico modesto al que se sigue con fe es mucho mas util que un gran profesor al que se discute.”
"Hay siempre muchos médicos entre los que elegir. ..cada enfermo debe elegir el suyo. La socialización de la Medicina facilita hoy esta elección.
Pero, una vez elegido, no debe descutirsele, y esto si que lo ha empeorado la socialización de la Medicina."

2- Conciencia y valoración del acto médico
Sabiendo que la Medicina no es una ciencia exacta pero si lo es, que el Medico ponga todo cuanto esté en su mano desde el punto de vista ético, profesional y humano.

"Generosidad absoluta, esto es lo que hace respetable la actitud del medico"

"La Medicina es como profesión excelsa, pero como ciencia humildísima, y hay que aceptar esta insuficiencia y esta humildad en gracia a esta excelsitud"...

"Pedir cuentas al medico de su fracaso con un criterio científico, como se le pide a un ingeniero que ha calculado mal la resistencia de un puente, es disparate fundamental y es principio inaceptable".

*G. Marañón

3- Responsabilidad personal: asumiendo que no solo hay derechos sino también deberes, personales y sociales.

Esto incluye hacer un buen uso de los servicios sanitarios, evitando " borracheras y alucinaciones " por la "barra-libre sanitaria".

"Si el haber vivido sólo para los deberes crea en el hombre un sentimiento de esclavo, el anhelo de no tener más que derechos convierte al hombre en un demonio insensible y cruel que sólo acierta a dirimir sus dificultades por la fuerza”.
*Gregorio Marañón


4- Respeto a la Dignidad humana, también la de otros pacientes.. también la del medico, reconociendo su humanidad.
Sabiendo que la Dignidad humana no depende de las circunstancias: color de piel, edad, salud, sexo, status, hallarse dentro o fuera de su país.. o dentro o fuera de su madre.

5- Conciencia de la realidad social asistencial: lo que conlleva a la responsabilidad personal.
Esto es difícil en España hoy en día, pues -por estrategia política y electoral- se ocultan las listas de pacientes en las consultas de A. Primaria, ignorando estos el tiempo que disponen ( unos 5 minutos) y las condiciones infrahumanas de asistencia en las consultas.
Esto incluye tambien la comprensión de que el tiempo de espera en las consultas, no se puede cuantificar a priori de manera autómata.

6- Ser concretos en la consulta
No aprovechando ésta, para consultar por mera curiosidad, miles de motivos banales ya pasados y superados.

Todos estos principios se podrían resumir en uno:
7- "Saber ser pacientes"
El enfermo o “paciente”: preciso llamar "nominal", el que soporta o sostiene el peso del sufrimiento y el dolor, que es patrimonio de toda la humanidad.. , concepto tan distinto del de "usuario", mas cercano al objeto y por ello manipulable y sustituible.

Hay que intentar recuperar el significado de " paciente" cuyo concepto ha sufrido una mutación política en España, pasando de paciente a usuario y a cliente ( y antes votante)...
Ello significaría una revalorización de la salud, de la persona, del trabajo y de la vida ... en definitiva de la Dignidad humana

Control de ira


Globulo Rojo - Fondo de pantalla

Redcell

27 jul. 2012

Virus - Wallpaper

Un lindo fondo de pantalla para que tu laptop estè a tono, o para usar en alguna presentación

Virus

19 jul. 2012

Campañas: Rompé con el tabaco - España.

Les dejamos un spot que es parte de una campaña contra el tabaco.


Rompe con el tabaco


Síndrome del intestino irritable o enfermedad celíaca

Dando vueltas por ahì, encontramos en el blog de Ciril Rozman una entrada muy interesante sobre el Sindorme del intestino irritable, todos sabemos que estos pacientes son un problema, multiples consultas, multiples estudios, y a pesar de alguns tratamientos, y alguna mejorìas leves, los pacientes siguen con dolores abdominales y alteraciones en las deposiciones.

Les recomiendo que lo lean entero.



Hay un gran número de pacientes que presentan molestias abdominales y alteraciones de las deposiciones, sin que se encuentre la causa que justifique el proceso. Este cuadro recibe el nombre de síndrome del intestino irritable. Para su diagnóstico se han elaborado por consenso los llamados criterios de Roma (revisados en 2006) que son los siguientes:

Molestia o dolor abdominal recurrente, por lo menos 3 días
al mes en los últimos 3 meses, que reúne dos de las siguientes
características
Se alivia con la defecación
Se asocia con un cambio en la frecuencia de las deposiciones
Se asocia con un cambio en la consistencia de las heces

Los siguientes síntomas no son esenciales para el diagnóstico, pero
suelen ser frecuentes

Frecuencia de las deposiciones anormal (más de 3 al día o menos
de 3 a la semana)
Forma de las heces anormal (bolas/duras o sueltas/líquidas)
Evacuación anormal (esfuerzo, urgencia o sensación de
evacuación incompleta)
Evacuación de moco
Sensación de distensión abdominal


Este cuadro clínico se presenta en el 10-20% de la población general y es más frecuente en mujeres. Supone el 20-50% de las consultas de gastroenterología y su costo social es enorme.

El dolor no es trinchera


16 jul. 2012

En busca del paciente perfecto.

Todos nos hemos deseado encontrar con un paciente perfecto, aquel que no nos insulte, critique, nos quiera pegar, y que nos haga algùn regalo. Y sobre todo, aquel que NO consulte al pedo en la puerta de emergencias.


Vídeo realizado durante las II Jornadas de Comunicación Audiovisual y Salud, celebradas en Bilbao el 7 de julio de 2012.
Grupo de grabación: Humor en el Vídeo Sanitario.

Buenos Ciudadanos

Los fumadores son los mejores ciudadanos, pagan más impuestos que los demas. Ademas mueren lo suficientemente rápido para no disfrutar su pension.

 

Proverbio

14 jul. 2012

Inforgrafìa del Tabaquismo

Como ya es costumbre les compartimos esta infografìa sobre el tabaquismo que vimos en Somos Medicina.
en ella aparecen datos impactantes, tanto del punto de vista sanitario, como del econòmico.

Tabaquismo


12 jul. 2012

Todo el mundo miente

Hace un tiempo sigo a un blog que ya lo tomo como sitio de cabecera, llamado El Gerente De Mediado. lo ùnico malo es que no te podés suscribir por mail, entonces cada tanto me olvido y tengo un par de entradas para leer. Si bien es de lectura ràpida, interesa detenerse, ya que cada artìculo tiene varias puntas. Acà les dejo este, que trata de darle la razón a House: "Everybody Lies"
Acaba de publicarse en Estados Unidos The (honest) truth about dishonesty, el último libro del Dan Ariely, en el que analiza el conocimiento científico existente sobre la deshonestidad en la sociedad actual. Ariely es un conocido investigador sobre la irracionalidad en la toma de decisiones humanas, ahora en la Universidad de Duke. Ariely da la razón a House en su permanete cantinela de que el paciente siempre miente: todos mienten, todos hacemos trampas, y lo que es peor las trampas son una enfermedad contagiosa.

Decidió escribir el libro después de charlar con un amigo suyo, John Perry Barlow, que fue letrista de un grupo de rock hoy un poco olvidado, pero absolutamente irrepetible: the Grateful Dead. Barlow con el tiempo acabó siendo consultor de Enron, la primera de la larga lista de empresas del siglo XXI que llegaron a la cima y acabaron en  la ruina, llevándose por delante a unos cuantos miles de incautos que habían confiado en sus cuentas, avaladas en este caso por la siempre prestigiosa Arthur Andersen. Historia que se ha repetido tanto en esta pasada década que ha acabado siendo aburrida, si no fuera trágica. Lo que le sorprendió a Ariely fue que un amigo suyo, inteligente (aunque de juventud algo turbulenta), que conocía muy bien la compañía hubiera sido incapaz de reconocer ningún signo de alarma en lo que estaba pasando: esencialmente sobornos, trampas, maquillaje de cifras.
El profesor de Duke se embarca en la disección de la conducta deshonesta desde diferentes puntos de vista: el amaño y maquillaje de los datos, lo ciegos  que estamos ante nuestras verdaderas motivaciones, la forma en que nos engañamos a nosotros mismos...
Especialmente curioso es el capítulo que dedica a la trampa como enfermedad infecciosa. En el describe un curioso experimento realizado en Carnegie Mellon University que publicaron hace unos años en Psychological Science y que consistía fundamentalmente en resolver 20 problemas de cálculo matemático; a todos los participantes se les entregaba una hoja de ejercicios junto a un sobre con 10 dólares. Tras realizar el ejercicio los participantes debían quedarse con la cantidad correspondiente al número de ejercicios acertados y devolver el correspondiente a los ejercicios fallados.

Las respuestas del primer grupo (el control) eran chequeadas  tras finalizar el ejercicio; por lo tanto no podían hacer trampas. El segundo (el grupo de la "trituradora") debían chequear sus respuestas con una hoja de respuestas correctas y después destruir su ejercicio en una trituradora: podían por tanto mentir. El tercero, llamado grupo Madoff en honor de tan insigne prócer, tenía entre sus miembros a un “gancho” que a los dos minutos de comenzar el ejercicio (y por lo tanto sin tiempo material para haberlo realizado) gritaba en alto: “eh, profe ya he acabado”. A lo que el profesor respondía: “pues coge el dinero que te toque y vete”.Los que quisieran de este grupo podían repetir semejante comportamiento. 
No es difícil deducir que mientras la tasa de aciertos del grupo control fuera de 7/20, la del grupo de la trituradora fuera de 12/20 y la del grupo Madoff de 15/20. No solo la gente hace trampas si no tiene control, si no que lo hace aún más si el comportamiento que observa alrededor no castiga la trampa. Pero el grupo de investigadores tuvo la duda de si este comportamiento deleznable del grupo Madoff se debía a una simple decisión de coste beneficio ( no me pillan , por lo que me interesa mentir), o a que, dado que muchos se comportaban fraudulentamente, era socialmente aceptable comportarse así. Para ello incluyeron otros dos grupos: en uno de ellos (el grupo de la pregunta), uno de los participantes preguntaba: “profesor, entonces ¿podría decir que he respondido todas y coger todo el dinero?”. A lo que éste respondía: “haz lo que quieras”. En el otro, daban otra vuelta de tuerca, puesto que el que hacía las preguntas en alto, era un estudiante vestido con la camiseta de la universidad rival ( como si el que hiciera la pregunta en Barcelona llevara la camiseta del Madrid, vamos). En el primero de estos casos la tasa de aciertos fue de 10/20 (trampas, pero menos que en el grupo de la trituradora o que el Madoff) y en el de la camiseta rival de 9/20 ( casi como el grupo control).

Los investigadores sacan dos conclusiones: la trampa es contagiosa y aumenta si se observa que el comportamiento de los demás es tramposo, especialmente si es uno de los nuestros.
Tras observar la aprobación de las nuevas e imaginativas medidas del presidente del gobierno, uno comprueba una vez más que el vecino de la mesa de al lado de este experimento gigantesco que están haciendo con nosotros, hace continuamente trampas y nadie le pilla. Que lo que se quita a esos vagos perversos (trabajadores vulgares, funcionarios corruptos,  parados ociosos) se destina a tapar los agujeros de los brillantes banqueros, avispados consultores y entregados políticos. Tenía razón House, todo el mundo miente. Pero el problema es que la mentira es contagiosa.

7 jul. 2012

4 jul. 2012

Addiciòn al telèfono celular.



Adicciones hay para todos los gustos, por supuesto que la tecnología no se queda atrás, videojuegos, internet, y por supuesto los teléfonos celulares, o móviles, según le quieran llamar.

Ya se han realizado escalas para intentar "diagnosticar" el problema, aunque la discusión no está saldada ni mucho menos.

Les recomiendo el artículo de Somos Medicina al respecto.

La similitud entre síntomas por el uso de tecnologías y los de sustancias adictivas constituye uno de los focos de interés actual relacionado con la elaboración del próximo manual diagnóstico estadístico de los trastornos mentales (DSM-V). En este sentido, Chóliz (2010) apunta a la inclusión del constructo adicción al teléfono móvil como adicción tecnológica. No obstante, todavía no hay acuerdo acerca de la frontera entre uso excesivo y uso problemático o patológico, dado que el término “adicción” a las TIC todavía no ha sido reconocido oficialmente por organismos internacionales, como la American Psychiatric Association o la Organización Mundial de la Salud."

Ornitorrrinolaringólogo