6 feb. 2012

Control para el instrumental quirúrgico con código de barras.

Les compartimos una noticia de Montevideo.com sobre la implementaciòn de un sistema de código de barras para que los equipos quirúrgicos no se olviden de nada dentro del cuerpo de un paciente.

Estos son errores relativamente frecuentes, y por los que se brega para poder subsanarlos a fin de brindarle una mejor seguridad al paciente.


Durante décadas los equipos quirúrgicos han recurrido a contar y recontar las esponjas, agujas, hojas de corte, retractores para la apertura de sitios quirúrgicos y otros artículos usados durante las operaciones. Pero el Sistema de Salud de la Universidad de Michigan ha creado un nuevo sistema que emplea la tecnología más avanzada a fin de asegurar que no se queden objetos en el cuerpo durante la cirugía y esto reduce errores médicos que pueden ser graves.

"El olvido adentro del cuerpo de un objeto foráneo durante la cirugía es algo que consideramos un 'evento que jamás debe ocurrir'", dijo Ella Kazerooni, profesora de radiología en la UM y directora asociada de asuntos clínicos en el Sistema de Salud de la UM.

"Desafortunadamente en los casos complejos, casos quirúrgicos que involucran emergencias o en pacientes muy grandes, pueden quedar objetos en el cuerpo y queremos hacer todo lo que podamos para evitarlo", añadió.

Algunos de los métodos puestos en práctica en la UM para prevenir los objetos quirúrgicos retenidos:

Esponjas con código de barras. Las esponjas son los objetos que con más frecuencia se quedan después de la cirugía, pero con esponjas que tienen código de barras las computadoras ayudan a llevar la cuenta. Los códigos de barra se escanean cuando se usan esponjas y se escanean otra vez cuando se sacan del cuerpo. Si hay una discrepancia en la cuenta el cirujano sabe que tiene que buscar en el área quirúrgica por algo que pueda haberse olvidado.

Órdenes de radiología electrónicas. La UM pasó de la orden manual de radiología a un sistema de órdenes electrónicas para pedir rápidamente ayuda en la localización de objetos retenidos. Las tomas de rayos X para encontrar objetos retenidos se llevan a cabo mientras el paciente está todavía en el quirófano.

"La práctica de contar manualmente se ha usado por mucho tiempo en la sala de operaciones", dijo Shawn Murphy, director de enfermería en las salas de operaciones del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan. "Los equipos quirúrgicos a veces cuentan más de un centenar de objetos en un solo caso".

Los tipos de objetos incluyen instrumentos usados en los procedimientos, agujas de suturación o esponjas que se usan para rellenar el área de incisión a fin de mejorar la vista del campo quirúrgico.

Pero la radiología puede desempeñar un papel clave en la prevención de los objetos quirúrgicos retenidos. Los rayos X pueden identificar objetos metálicos y también artículos blandos. Las esponjas con código de barras contienen una etiqueta opaca a la radiación que permite que el radiólogo la vea en la toma de rayos X.

"Las dificultades para involucrar la radiología en el quirófano se deben principalmente a la comunicación y el tiempo", dijo Kazerooni. "Primero el equipo quirúrgico necesita reconocer que puede haber un objeto foráneo retenido. Una vez que eso ocurre, el equipo necesita estar en buena comunicación con el departamento de radiología para que el técnico llegue a la sala de operación tan rápido como sea posible. No queremos demorar la cirugía o prolongar la anestesia más tiempo que el necesario".


No hay comentarios:

Publicar un comentario